Un mensaje de nuestro capitán... Un mensaje de nuestro capitán... Un mensaje de nuestro capitán... Un mensaje de nuestro capitán...

Un mensaje de nuestro capitán...

Hace 50 años, decidimos llevarnos al mundo de vacaciones, y nuestro viaje sigue en marcha. Desde que nos lanzamos a dominar el mundo con nuestras bermudas en 1971, nuestra marca ha encarnado la elegancia desenfadada y la vida relajada estilo Saint-Tropez con nuestros divertidos estampados y nuestra incomparable maestría artesanal.

Con los años (que llevamos muy bien gracias a nuestro estilo de vida playero), hemos reflexionado sobre nuestro legado y sobre cómo podemos usar nuestra plataforma para hacer el mundo un poquito mejor. En los últimos años, nos hemos dedicado a adecentar nuestras operaciones para asegurarnos de que nuestro futuro sea tan radiante como nuestro pasado.

Y ahora cada gotita de nuestro esfuerzo se va pareciendo cada vez más a esos océanos que tanto nos importan. Seguramente nos hayamos labrado una fama de espíritus relajados, pero nos tomamos muy en serio nuestro objetivo de salvar los océanos. El cambio climático y la contaminación no le han hecho ningún favor a los océanos. Debemos actuar rápido para que las futuras generaciones sigan inspirándose y emocionándose con ellos, como lo llevamos haciendo nosotros durante el último medio siglo.

Para ello, debemos hacer una exhaustiva autocrítica y trabajar de manera más responsable y sostenible. Desde 2021, los materiales reciclados o reciclables ya representan el 50 % de nuestras colecciones. Y, de cara al 2023, esperamos que esta cifra aumente hasta el 80 %. Este año también representa un nuevo logro histórico para la marca y un colosal avance en nuestro compromiso con la conservación marina: el lanzamiento oficial de la Fondation Vilebrequin.

Nuestra visión del futuro es una extensión de nuestro compromiso con la calidad. Cada una de nuestras prendas es una muestra del saber hacer acumulado durante cinco décadas que garantiza su durabilidad y su estilo atemporal. No obstante, somos perfectamente conscientes de que el lujo contemporáneo va mucho más allá de unas expertas puntadas. Exige un impacto positivo tanto para el planeta como para las personas. Con esta filosofía en mente, hemos inspeccionado nuestras cadenas de suministro para garantizar que se trata con respeto y dignidad a todos los individuos que participan en la fabricación de nuestras prendas.

En Vilebrequin, consideramos que ningún hombre es una isla. Por ello, el cambio que nos proponemos hacer tendrá una mayor repercusión si actuamos juntos. Por este motivo, queremos empoderar a nuestros clientes y empleados con formación y recursos para que asuman una actitud proactiva a la hora de ayudarnos a lograr nuestros objetivos comunes.

¡Ya nos hemos arremangado la camisa y estamos listos para ponernos manos a la obra!

¿Te unes a nuestro compromiso?

Roland Herlory, primer ejecutivo (CEO) de Vilebrequin

Se avista un futuro más radiante en el horizonte...

La sostenibilidad es un propósito que evoluciona constatemente. A medida que conocemos el impacto de la actividad humana en el planeta y desarrollamos nuevas tecnologías para mitigar estos efectos, construimos el barco mientras lo navegamos. Seguramente no sea una estrategia perfecta.

Sin embargo, creemos que la perfección es el enemigo del progreso, y no pretendemos tener todas las respuestas. Hemos concentrado nuestros esfuerzos en las áreas donde sabemos que podemos marcar una gran diferencia que sea medible.

Además, nos hemos autoimpuesto plazos para cumplir nuestros ambiciosos objetivos: tenemos un montón de metas que alcanzar antes del 2023. Inspirados por la Agenda de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, hemos desarollado una infraestructura para avanzar en nuestra misión para curar y proteger a nuestro planeta azul. Hemos bautizado esta hoja de ruta como Horizon 23.