Niños

Niños

168 productos

El primer bañador de un niño es un recuerdo inolvidable. Sobre todo si se trata de un bañador de Vilebrequin, con sus motivos exóticos y vivos, igual que el que lleva papá, pero más pequeño. Más que un bañador, es un mapamundi que redescubrimos en cada escapada en familia. Ya sea en prendas de verano infantiles, trajes de baño o camisetas que protegen estas frágiles pieles de los rayos ultravioleta: el universo Vilebrequin exalta sin reservas la emblemática complicidad de la marca, ofreciendo a los más pequeños el espíritu de las colecciones para hombre y mujer. Prendas prêt-à-porter adorables y miniaccesorios para recrear un universo chic y lleno de espíritu.

Ver todo
Encargo
Trajes de baño, pret a porter y accesorios Vilebrequin
Niños

168 productos

Ver todo
Encargo

    Una pieza

    Encargo
    Ver todo

    Bikinis

    Trajes de baño

    Encargo
    Ver todo

    Shorties

    Encargo
    Ver todo

    Vestidos

    Encargo
    Ver todo

    Polos

    Encargo
    Ver todo

    Camisetas

    Encargo
    Ver todo

    Camisas

    Rashguards

    Shorts

    Sombreros

    Ponchos

    Accesorios al aire libre

    • Flotador con estampado Ronde des Tortues
      € 55,00
      Un Flotador de Regalo con su compra desde 500 €.
      En el límite del stock disponible.
Ola

Los trajes de baño para niño de Vilebrequin se caracterizan por su complicidad.

Desde los años noventa, la manera de pensar de Vilebrequin va asociada indisolublemente a la noción de compartir. Y no hay nada que ilustre mejor esta filosofía que nuestro vestuario de bañadores para niño, inspirado en el de los adultos para que esa fusión quede plasmada también en vuestra ropa de playa. Porque tú quieres lo mejor para ti y los tuyos, las prendas más emblemáticas de la marca están disponibles para toda la familia. Por supuesto, es el caso del bañador Moorea o del Moorise, pero también de otros conjuntos de playa infantiles con los mismos estampados tropicales que los de sus progenitores. Un concepto que fascina a multitud de familias, todas ellas incondicionales de la elegancia despreocupada y refinada de Vilebrequin para sus ratos de playa.