Volver a la navegación
Volver a la navegación
Malibongwe Tyilo Malibongwe Tyilo

#sayl enero 2015: sudáfrica / ciudad del cabo

11 abril 2015 - Destinos

Malibongwe Tyilo Malibongwe Tyilo

Dos de las cosas más increíbles de vivir en Ciudad de cabo todo el verano son sus playas y sus vistas durante los viajes en coche. La ciudad es una coctelera, todo el mundo de todo el mundo está aquí y la gente es guapísima. Uno de mis caminos preferidos es el que recorre la Península. Adoro pasar por Muizenberg, San Jaime, la bahía de Kalk y todo ese camino hasta encontrarse a uno mismo conduciendo por el pico de Chapman. Las vistas de la zona más meridional del continente africano son maravillosas.

Me encanta porque conjuga playas, restaurantes y una de las carreteras más impresionantes que he visto. Los chicos de Vilebrequin, la lujosa marca francesa de bañadores fundada en 1971, me dijeron que vendrían para una sesión de fotos para su próxima colección, que saldrá en junio. Decidimos colaborar y probar la que actualmente está en tienda en mi carretera preferida, para recrear un poco el espíritu francés. Los que sigan mi blog sabrán que siempre, a finales de abril, voy a Hyères, al sur de Francia, en la Riviera Francesa a unos 50 km de Saint-Tropez, donde nació la marca Vilebrequin. Suelo ir al festival de fotografía y moda de Hyères. El año pasado, allí, Vilebrequin lanzó su colección capsula Villa N., que fue un tributo a los patrones de Marie Laure y Charles de Noailles, quienes erigieron la casa en la que el festival tiene lugar. Me encantan las carreteras de allí, casi tanto como las que bordean nuestra costa. Pero solo casi.

Llamé a mi amigo Mavuso y a un par de amigos más, François, Nicola y James, para que se pusieran los Vilebrequin y salir en marcha. Muizenberg tiene un toque raro y retro y siempre es el primer lugar en el que paro cuando cojo el coche. Allí están los viejos toboganes, el minigolf, las coloridas casitas de la playa... los edificios reales no me importan demasiado, aunque son una mezcla entre fachadas victorianas y la arquitectura elegante de los 70. No enamorarse resulta difícil.

Conduciendo un poco (por Old Boyes Drive para ver las vistas) se llega al puerto de la bahía de Kalk y detrás de usted verá un tren pintado con grafitis, justo en la playa. Después, detrás hay una calle principal muy animada, hay restaurantes, librerías, una tienda de ropa de segunda mano y tiendas swag de diseñadores locales. Tiene un atractivo único, precioso, modesto.

El estilo, también, es muy retro, por aquí. Aunque abraza el presente, hay elementos que se han conservado del pasado, se respira un sentimiento de nostalgia de cultura playera de otra época. Cuando mis amigos visitan Ciudad del Cabo durante sus vacaciones siempre les insisto en que tienen que reservar un día para experimentar el placer de conducir por esa carretera y parar por el camino a disfrutar de las playas, la comida y las vistas. Háganse un favor a sí mismos, aún nos quedan un par de meses de este increíble tiempo, ¡cojan el coche!

http://thatskattie.com/fashion

La ropa de baño Vilebrequin está disponible en Melrose Arch en Johannesburgo (011 684 1775), y en V&A Waterfront de Ciudad del Cabo (021 421 8523)

 

Otros artículos